Content

NeoFronteras

Japón volverá a matar ballenas jorobadas

domingo 18 noviembre 2007 - Tipo: Editorial

Triste noticia con la que los periódicos nos castigan hoy: Japón volverá a cazar ballenas jorobadas por primera vez desde 1968.
Las pobres ballenas ya bastante tienen con la degradación de su medio natural, con el cambio climático y con muchas otras cosas como para que ahora unos insaciables japoneses se las merienden.
Japón ha estado saltándose a la torera la moratoria en la caza de las ballenas con la horrible excusa de la investigación científica todos estos años. Esto de la investigación científica era simple y llanamente un mentira, tal y como afirman el 100% de los científicos del área. Ahora incluyen a una especie más en la lista de destrucción.
Mientras tanto la comunidad internacional ha hecho simplemente la vista gorda. Nadie ha dado un puñetazo en la mesa y ha amenazado con alguna sanción. Ni siquiera se han emprendido campañas internacionales de boicot.
De todas las especies de ballenas que pueblan este planeta la ballena jorobada o yubarta es probablemente la más interesante. Para los que no se acuerden es la especie retratada en la película de la BBC “Tierra”, que está en las pantallas de cine en estos momentos.
Los individuos de esta especie cantan canciones que memorizan completas en sus mentes. No son una secuencia aleatoria de sonidos, portan sin ninguna duda una información que desconocemos. Cada año, introducen variaciones en esas canciones. Como no sabemos lo que significan, no podemos asegurar si añaden las nuevas peripecias que les hayan pasado. No conocemos otros seres vivos que hagan lo mismo.
Las naves Voyager I y II, lanzadas en los setenta a investigar los planetas jovianos, llevan sendos discos con diversas grabaciones. Una de estas grabaciones es un fragmento de una de estas canciones. Estas naves están ya abandonando el sistema solar y sería muy triste saber que antes de que lo abandonen del todo, el ser humano haya extinguido a estos seres extraordinarios.
Ya nos comemos bastantes animales que andan, vuelan y nadan. No necesitamos comer ninguna especie más. No necesitamos extinguir especies para alimentar a los humanos, y sobre todo no tenemos la autoridad moral para tan siquiera matar un sólo ejemplar de las otras especies inteligentes que pueblan este mundo. Además de los primates, los únicos seres para los que se ha demostrado una cultura y lenguaje rudimentarios son precisamente las ballenas.
Son seres maravillosos que todavía no nos han desvelado todos sus secretos y sorpresas. Además son seres muy pacíficos. No se me pueden olvidar las imágenes submarinas de un buzo flotando al lado de uno de estos plácidos seres mirando a uno de sus ojos. El buzo sabía que le estaba observando, y que al final de ese ojo había un cerebro avanzado que procesaba su imagen. ¿Qué estaría pensando?
Nosotros pagamos la pacífica gracia de estos seres inteligentes con muerte, destrucción y codicia. La búsqueda de seres inteligentes extraterrestres suena a broma macabra cuando matamos a las pocas especies inteligentes que hay sobre este planeta.
Este tipo de cosas hace replantearse si el ser humano no merecería realmente extinguirse para siempre como el mal experimento que es.
Todo esto se hace desde el conocimiento, sabiendo todo lo que acabo de contar, y no desde la ignorancia. Se hace pensando en un estúpido pseudo nacionalismo cultural japonés y sobre todo en el dinero, en las ganancias, en llenar el bolsillo de unos cuantos yenes más. El ser humano es el único ser que es capaz de transformar a las otras especies inteligentes de este mundo en caprichos de consumo de unos seres insaciables.
Sólo unos malditos pueden hacer algo así. Si no impedimos esto, si todos y cada uno de nosotros no ponemos nuestro grano de arena seremos también unos malditos. Nos habremos convertido por fin en lo siempre fuimos: la especie maldita.

18-11-2007  »  NeoFronteras

Comentarios: 7

  1. tomás
    21 noviembre 2007 @ 7:23 am

    No se me ocurre qué grano de arena aportar salvo este comentario de solidaridad con Neofronteras y con todos los indignados. Deberíamos pensar en qué hacer. ¿Quizá abstenernos de comprar productos japoneses? Si así fuera, ¿como organizar esa acción de un modo masivo e internacional. Greenpeace, aunque me tiene decepcionado en alguna parte de su filosofía, parece ser buena en esto. Posiblemente hayan pensado en algo, pero no me parece suficiente su arriesgada batalla contra los barcos balleneros. Creo que ha de ser algo del pueblo y también de sus representantes que convezca al gobierno japones de lo caros que le van a salir esos exhiguos yenes obtenidos contra la ética más elemental.

  2. Juan Pablo Sánchez
    23 noviembre 2007 @ 12:55 pm

    Estimados amigos,
    Gracias por crear “Neofronteras”.
    Respecto de esta “macabra excusa” japonesa, me gustaría comenzar con hacer un par de propuestas:
    a) Por cada ballena cazada, un japonés será “Detenido” en cualquier parte del mundo o simplemente en los países que no estamos de acuerdo con esta medida arrogante.
    b) Si la alternativa anterior no va, les propongo llevar rápidamente, “urgencia”, una ley que nos permita interponer a cualquier persona natural o jurídica una demanda a quienes practiquen la caza de estos cetáceos dentro de las 200 millas de nuestro país y que al menos en el cono sur puedan ofrecer a las ballenas un lugar libre de depredadores.

    Slds,

    JPS

  3. tomas
    24 noviembre 2007 @ 9:42 am

    La medida a) propuesta por Juan Pablo me parece injusta; la b), muy buena, aunque quizá conviniese la opinión de algún abogado argentino y chileno y, desde luego, la voluntad política de los gobiernos de esos países a partir de una opinión pública concienciada. Aun así hay que ir más lejos: la prohibición debe ser total. Más ideas, por favor.

  4. cristina
    27 noviembre 2007 @ 10:40 pm

    En mi opinión, en Japón no se debería cometer esa injusticia con las ballenas ni con ninguna especie; porque primero, como sea nosotros formamos un conjunto y es como si fuéramos familiares; segundo, si estos animales por alguna razón han durado tantos años y tantas etapas de nuestro planeta es porque son unos seres inteligentes hablando en términos científicos. No creo que lo japoneses tengan necesidad de hacer estas acotaciones ni de meterse con la especie animal.

  5. yalile tejada
    24 diciembre 2007 @ 11:34 pm

    Las ballenas junto con los delfines representan los cerebros altamente desarrollados y son las mas evolucionadas dentro de los anfibios, estos animalitos poseen un cerebro tan grande y obedecen al lóbulo derecho mas que al izquierdo, por lo que son altamente sensitivas y amorosas, por lo que no me puedo explicar como es posible que Japón ponga como excusa para asesinarlas investigación médica, cuando se sabe que en el Japón los restaurantes ofrecen comida de ballena. Como es posible que el mundo permita esta barbarie, como si estuviéramos en los siglos pasados. Es que no existe en el Japón una organización que defienda a estos animalitos. En todos los países del mundo hasta en los mas atrasados existen organizaciones de defensa de los animales mas avanzados dentro de su raza.
    Vamos a dejar que se extermine a las ballenas y a los delfines por no comprometernos a hacer algo.

  6. Laura
    26 diciembre 2007 @ 6:22 pm

    Encuentro injustificada la caza de ballenas, Japón precisamente es un país que puede sustentar su economía en infinidad de cosas que no choquen con el derecho a la vida de las ballenas. Queda demostrado que la regulación de la caza de las ballenas es para ellos una norma estúpida para saltarse a la torera, así pues, ¿qué otras medidas sancionadoras se podrían tomar? Pues no lo sé, como bien ha dicho Tomás, abstenerse de comprar productos japoneses, pero nunca vi justo que pagasen justos por pecadores. Mientras pensamos soluciones, el tiempo pasa y con el la vida de decenas de ballenas se extingue.
    Eso sí, luego ¿las buscaremos en Júpiter?

  7. laura
    29 marzo 2009 @ 12:16 am

    Mi opinión: es injusto que maten a las ballenas; deberían detener más la matanza de todas las ballenas.
    Todas la ballenas se extinguirán.